Los 7 consejos y trucos para el autoalmacenamiento

¿Acaba de enviar a su hijo menor a la universidad? Ahora puede ser el momento perfecto para reducir el tamaño de su casa. Vivir en una casa más pequeña tiene muchas ventajas, como menos tiempo de limpieza y menos impuestos sobre la propiedad.

Pero, ¿Qué hacer con esa segunda nevera que está en el garaje o con el pequeño sofá del sótano? Son cosas que quizá quieras guardar para la primera casa de tus hijos o para cuando consigan ese apartamento fuera del campus en la universidad.

El almacenaje sin alquiler es una de las muchas razones para conseguir una unidad de almacenaje. Pero no olvides seguir algunos consejos de autoalmacenamiento para mantener tu unidad organizada y tus pertenencias seguras.

¿Quieres saber más? Sigue leyendo para descubrir estos consejos y trucos de tuweco.com sobre autoalmacenamiento:

1. Utiliza hojas de secadora

Uno de los consejos de almacenamiento más importantes es asegurarse de que sus pertenencias están a salvo de las plagas. Así es, las arañas, las polillas y las ratas pueden encontrar su camino en las unidades y causar estragos en tus cosas.

Una forma de repelerlas es utilizar hojas de secadora. Colócalas en las esquinas de tu unidad y dentro de las cajas. El olor mantendrá alejados a los bichos no deseados y dejará tus pertenencias con un olor fresco y floral.

Por desgracia, este no es un truco de una vez por todas. Se recomienda cambiar las sábanas una vez al mes. La forma más eficaz de evitar este problema es encontrar la unidad de almacenamiento público perfecta que esté libre de plagas.

2. Apilar hasta el techo

Cuando se trata de alquilar una unidad de almacenamiento, querrá maximizar su espacio. Cuanto menor sea el espacio de almacenamiento que pueda utilizar, más dinero ahorrará.

La mejor manera de acomodar todas sus pertenencias es utilizar el espacio vertical. Apila tus cajas unas encima de otras hasta que lleguen al techo. Si te preocupa poner demasiado peso en las cajas de abajo, considera utilizar una estantería: seguirás aprovechando todo ese espacio vertical, pero ejercerás menos presión sobre tus cajas.

3. Proteja sus objetos de valor

Cuando empaques para el almacenamiento, es posible que no pienses en tomar precauciones adicionales para proteger tus pertenencias. Al fin y al cabo, sólo estarán en el almacén.

Sin embargo, apilará las cajas unas encima de otras y las moverá periódicamente mientras rebusca en su unidad. Esto aumenta la posibilidad de que algo se rompa.

No te arriesgues. En su lugar, empaque sus artículos frágiles con papel de burbujas para asegurarse de que siguen intactos cuando quiera utilizarlos.

4. Etiqueta las cajas

Cuando te mudas, ¿Qué es lo primero que haces cuando terminas de empaquetar una caja? Etiquetarla, ¿verdad? Pues esa idea también funciona con las unidades de almacenamiento.

Uno de los mejores consejos y trucos para el autoalmacenamiento es etiquetar las cajas. Pero no te limites a escribir «cosas de la sala de estar» y darlo por terminado. En su lugar, etiquete los componentes principales de cada caja. De esta manera, sabrás exactamente lo que hay en cada caja sin tener que abrirlas primero.

5. Desmonta lo que puedas

¿Tienes una mesa grande o un soporte de TV en tu unidad de almacenamiento? Esto puede ocupar un montón de espacio precioso.

En su lugar, siga los consejos de la unidad de almacenamiento y desmonte lo que pueda. Envuelve las piezas juntas y guarda todos los tornillos en una bolsa pegada al bulto. Podrás ahorrar espacio en tu unidad de almacenamiento y no tendrás que preocuparte por la pérdida de piezas.

6. Aprovecha todo el espacio

Lamentablemente, no todos los artículos grandes pueden desmontarse para facilitar su almacenamiento. Algunos artículos, como las cómodas, los armarios y los cubos de basura, tienen que permanecer intactos.

Pero eso no significa que puedas aprovechar lo que te ofrecen. Cada uno de estos artículos tiene mucho espacio vacío. Los cubos de basura, las estanterías y los cajones pueden utilizarse para guardar objetos frágiles y mantenerlos más seguros.

7. Haga un pasillo

Así que ha llegado el día de trasladar todo a su unidad de almacenamiento. Después de un tiempo, es posible que te quedes sin fuerzas y tengas la tentación de meterlo todo lo más rápido posible.

Pero no te olvides de hacer un pasillo en el apuro de las cosas. Querrás planificar un pasillo que vaya por el centro de tu unidad con las etiquetas de tus cajas mirando hacia el pasillo. Podrás ver todas tus pertenencias sin tener que saltar por encima de las cajas o apartar las cosas.