7 trucos fáciles para hacerte una manicura elegante

Mejora tu esmaltado básico con estas mejoras súper sencillas. La mejor manicurista y embajadora global de color nos da los sencillos trucos de un solo paso para copiar estas inspiraciones de manicura elegante:

1. Raya para arriba.

«Me encanta una manicura nude con una raya plateada delgada: es limpia y fresca con un pequeño toque de algo gráfico», dice Hughes. Añadir rayas finas verticales u horizontales con un rotulador para uñas, como el Sally Hansen I Heart Nail Art Pen, es una forma rápida de añadir detalles a cualquier esmalte básico de un solo color. (Una sola raya puede tener el mismo impacto).

2. O ponte geométrica con algunas formas.

Los cuadrados o triángulos en bloques de color son una forma peculiar de añadir interés visual a tu mani. Para recrear esta manicura de cuadrado central, Hughes sugiere pintar tu color base, dejarlo secar y luego usar cinta de pintor (evita que la laca se filtre por debajo) para bloquear tu diseño.

3. Añade un color de acento.

Combinar colores interesantes añade un contraste llamativo y hace que tu manicura parezca un trabajo de salón. En este caso también es necesario utilizar cinta de pintor: cubre toda la uña menos un borde delgado y pinta ese color con un tono llamativo. Una vez que el tono oscuro se haya secado, cúbrelo con cinta y pinta el resto de la uña.

4. Puedes hacer un ombre, en serio.

Pintar un degradado de color parece sofisticado, pero el efecto puede hacerse en casa. «Tómate tu tiempo y empieza con tonos similares, sin un contraste demasiado intenso», aconseja Huges. El kit de herramientas Colour Hardware Nail Art de Butter London contiene un pincel diseñado para crear el efecto. Pero una esponja cosmética también puede crear el look. Corta la punta de la esponja y pinta los colores ombre seleccionados, del más claro al más oscuro, directamente sobre la esponja. Pasa el exceso de esmalte a un trozo de papel y presiona la esponja sobre la uña. Vuelve a aplicar el esmalte en la esponja para cada uña.

5. Las medias lunas son cien por cien increíbles.

Un viaje a la tienda de suministros de oficina es todo lo que necesitas para pintar este diseño. Utiliza pegatinas de anillas circulares para cubrir la zona de la media luna. Luego tienes dos opciones: Pintar el resto de la uña de un solo tono y dejar la parte de la media luna despejada. O dejar la mayor parte de la uña sin color y pintar sólo la parte de la media luna en la cutícula.

6. El espacio negativo es el mejor amigo de una chica perezosa.

A las aficionadas a las uñas de bajo mantenimiento les encantará el look de espacio negativo. Utiliza rotuladores para crear un diseño limpio que deje la mayor parte de la uña al descubierto (como el diseño en X de Jin Soon Choi). No te olvides de preparar la uña desnuda antes con una capa de base transparente que rellene las crestas. Prueba Nails Inc. Nailkale Superfood Base Coat.

7. O echa un vistazo a este efecto mármol aparentemente fácil.

Una mani ahumada o marmoleada parece aparentemente complicada. Sólo necesitas dos colores de esmalte y un trozo de plástico. Aplica una capa de tu color base y deja secar. Coloca unas gotas de tu color ahumado y marmolado en un trozo de papel y sumerge un trozo de plástico arrugado en el esmalte. Presiona ligeramente sobre las uñas para conseguir el efecto. Hughes dice que este es un efecto más atrevido con el esmalte metálico.